Cuando hablamos de ciberseguridad en la empresa, tenemos que tener en cuenta que es algo que es responsabilidad de toda la compañía. No podemos decir que un negocio es seguro solo porque sus dispositivos tengan algún antivirus, sino que cada vez es más evidente que es necesario un catálogo de best practices, unos productos actualizados y unos profesionales que sepan administrarlos.

Por una parte, los empleados tienen que ser conscientes de su papel en la prevención de las amenazas cibernéticas, escuchando los consejos de los profesionales de seguridad, quienes han de estar actualizados con los últimos riesgos, soluciones y certificaciones. No obstante, según diferentes estudios, el personal es el punto más débil de cualquier estrategia empresarial de seguridad.

Por otra parte, no podemos olvidarnos del papel de los procesos documentados que deben definir, de forma clara, roles, responsabilidades y procedimientos. Los ciberdelincuentes están en constante evolución, por lo que los procesos deberían revisarse periódicamente y no quedarse por detrás de ellos.

Por último, hay que hacer énfasis en el papel crucial que juega la tecnología para defender la infraestructura IT de una empresa. Desde los controles de acceso hasta la instalación de un buen software antivirus, hay multitud de aspectos empresariales que requieren atención y protección diferenciada.

Por qué son necesarios los servicios de seguridad
Como hemos visto la seguridad empresarial es mucho más compleja de lo que parece y los negocios podrían ser más vulnerables de lo que ellos mismos creen por varios motivos:

Falta de conocimiento del producto. Para aprovechar al máximo las ventajas de una solución de seguridad, hay que conocerla en profundidad. En ocasiones, las pymes delegan esta responsabilidad en los informáticos, que acaban siendo profesionales «para todo» y que pueden tener carencias en materia de seguridad.
Otro gran problema, sobre todo en pymes más pequeñas, es que estas no pueden permitirse a profesionales de la ciberseguridad y, en el mejor de los casos, necesitan externalizarlo o hacerse cargo ellos mismos, con los riesgos que conlleva.
La complejidad de algunas infraestructuras lleva a algunos empresarios y gerentes a negar el hecho que pueden ser atacados y, hasta que no les sucede, no ven realmente a lo que se enfrentaban.
La buena noticia es que existen los servicios de seguridad, como los que ofrece ESET, que vienen a dar respuesta a todos estos desafíos, permitiendo a los gerentes y empresarios que se dediquen a sus tareas y dejando la seguridad en manos de profesionales, que conocen mejor que nadie el producto y ahorrándoles tiempo y dinero.

Nuevos servicios de seguridad para pymes
La compañía de seguridad, ESET, lleva años ofreciendo a sus clientes de empresa servicios de instalación de sus soluciones y soporte premium. Esto «liberaba» a los responsables de las empresas de lo tedioso de poner en funcionamiento tecnología que no comprenden, como hemos visto antes. Además, con el soporte premium, ESET ofrecía asistencia 24×7, los 365 días del año de mano de sus especialistas en soporte técnico, certificados y con años de experiencia en seguridad informática.

Sin embargo, y tras analizar las necesidades más acuciantes y actuales de las pequeñas y medianas empresas, ESET ha dado un paso más allá y presenta los nuevos servicios:

1.- Migración. Los profesionales técnicos de ESET desinstalan el producto anterior que tenga la empresa y proceden a la instalación correcta del nuevo producto, configurándolo y dejándolo listo para que actúe y proteja. El cliente decide si quieren gestionarlo de manera presencial o remota, desde el centro de soporte técnico especializado de ESET.

2.- Actualización. Para que los antivirus sean efectivos han de estar actualizados con protecciones para las últimas novedades en malware. Las actualizaciones se realizan desde el centro de soporte técnico especializado de la compañía.

3.- Configuración. Como su nombre indica, los técnicos pueden configurar revisar y optimizar la puesta en marcha de las soluciones ESET, para que el cliente se olvide de todo.

4.- Monitorización y gestión profesional 24×7 de todos los eventos y las alertas de seguridad generadas por las soluciones ESET instaladas en la empresa.

La consola ESET Cloud Administrator
ESET Cloud Administrator es la plataforma de ESET con la que las empresas podrán administrar su propia seguridad sin tener que comprar, instalar ni mantener ningún hardware adicional. Se trata de una herramienta que se vende como servicio a los clientes de ESET que tengan hasta 250 equipos, lo que les proporciona una importante reducción del coste de la seguridad y evita que los gerentes o responsables pierdan tiempo en estas tareas.

ESET Cloud Administrator conforma una consola web que está accesible en cualquier momento y lugar. Tanto su configuración como la instalación de las diferentes soluciones son muy sencillas, ofreciendo una visibilidad total del estado de la ciberseguridad de la empresa.

Una de las características que definen a esta plataforma es la simplificación de tareas, ya que realiza gestiones de configuración, limpieza del servidor, actualizaciones y certificados de forma automática y en segundo plano, es decir, que el usuario no tiene que hacer nada, solo beneficiarse de las mejoras.

Otra funcionalidad, es que se crea una red de seguridad administrada que conecta equipos, protegiendo la información importante, como las claves de licencias. Tras ser instalados, los productos «informan» a la consola y se pone en marcha la red monitorizada cuya información se muestra en los paneles de control interactivos de la consola, que trasladan la información de los equipos a gráficos y tablas detallados.

De esta manera, los administradores pueden monitorizar el estado general de su sistema en el control principal, o personalizar categorías más específicas para supervisar el estado de los equipos, las amenazas o los elementos de cuarentena.

Por último, no hay que olvidar que una gran ventaja de una red de seguridad administrada es la posibilidad de recibir avisos de forma inmediata, incluso si el administrador está fuera de servicio. Todas las notificaciones pueden configurarse para que lleguen a ciertas personas lo antes posible, de esta manera, se puede responder a amenazas de forma casi inmediata.

En definitiva, para hacer frente a una ciberdelincuencia en creces es necesario que la seguridad de las empresas alcance una cobertura de 360 grados. No es suficiente con instalar un antivirus y olvidarte y tampoco vale como excusa que tu empresa sea muy pequeña y pase desapercibida, porque es tan objetivo de los delincuentes como cualquier otra. Tener una buena defensa y poder administrarla desde cualquier sitio o lugar es una de las propuestas de ESET, quien también ofrece a las pymes sus servicios de seguridad, para que puedan externalizarla y dejarla en manos de profesionales.

En qué consisten los servicios de seguridad y cuáles necesita tu pyme.